domingo, 24 de julio de 2016

Haters

A ti; que criticas el arte ajeno, pues el tuyo mismo no alcanza a entender la maravilla del sentir. Te escribo esta carta para que desde mi más sencilla humildad seas capaz de entender, aunque sólo sea brevemente, lo que muchas veces expresa dicho arte.

Verás, primero tienes que dejarlo libre. Hacer que el mundo gire entorno a la única idea de saber lo que sientes (o lo que crees sentir) y luego plasmarlo en palabras o en cualquier otro tipo de expresión artística, ¿Crees que es fácil?. Te darás cuenta que ello requiere un esfuerzo y que cada persona narra su vivencia de la manera que le plazca. 

Tú sin más haces tu crítica, ridiculizas e intentas menospreciar esa idea que tan libre nos hace a muchas personas, porque claro, es más cómodo tirar mierda en el tejado ajeno que en el propio, ¿O quizá porque tú mismo no eres capaz de tener la habilidad suficiente como para manifestarte de la misma manera en que lo hacen los demás? (En mi tierra a eso lo llaman envidia).

Te aconsejo (desde mi más sencilla humildad, de nuevo) que te guardes tus vaciles y saques las críticas constructivas (si es que tu intelecto da de si como para hacer tal cosa). Que ayudes y no destruyas, que no lo tengas presente sin más, sino que sientas.

Sean felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario