domingo, 22 de mayo de 2016

Visceral

He mandado a la mierda tantas cosas,
he tejido rosas y en mi piel alguna pena
y no es condena al parecer cuando me besas,
pero en cada desvarío me sobrepasas,

No quiero un amor de cuatro días ni dos meses,
no quiero un amor incierto ni de esos que duelen a veces,
yo quiero un amor que se revele,
que diga: ''aquí estoy yo'' y me desvele,

No quiero un amor que mienta,
que diga: ''te quiero mucho'', pero luego al chucho ni agua,
no quiero un dolor que fragua y no se frena
si la vida son poemas y una voz que se envenena,

Yo, que sólo quise ser más puro y visceral
y ahora me encuentro en una guerra por tus piernas,
rechazando tus palabras bajo una trinchera;
deshaciendo las maletas por si esperas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario