domingo, 22 de mayo de 2016

Si tú leyeras mis poesías

Si tú leyeras mis poesías; sabrías de mis penas,
de mis fracasos, de las veces que mi fe se desmelena
para luego; volver a ser aire y no fuego,
para volver a ser ceniza y no la llama,

Si tú leyeras mis poesías o escucharas lo que canto,
encanto; te aseguro que entonces me dejarías,
que marcharías por la puerta poco a poco,
pensando en mis baladas y segura de que estoy loco

Mas si un loco se desvive por tus besos
dime que haría entonces si estuviera cuerdo,
entiende que mi vida son excesos;
subidas y bajadas; la razón antes que el sexo,

Si soy poseso de tus ojos y despojos,
si la luna me repite que te deje y no te mire,
si yo que soy poeta me deshago de mis versos;
dime que me queda sino un amor de carne y hueso,

Si tú leyeras mis poesías no podrías quererme,
pues soy un vándalo, un tácito escritor perenne
que guarda pan caliente bajo el pecho
y en su lecho ni la muerte siente eterna algún despecho.

Visceral

He mandado a la mierda tantas cosas,
he tejido rosas y en mi piel alguna pena
y no es condena al parecer cuando me besas,
pero en cada desvarío me sobrepasas,

No quiero un amor de cuatro días ni dos meses,
no quiero un amor incierto ni de esos que duelen a veces,
yo quiero un amor que se revele,
que diga: ''aquí estoy yo'' y me desvele,

No quiero un amor que mienta,
que diga: ''te quiero mucho'', pero luego al chucho ni agua,
no quiero un dolor que fragua y no se frena
si la vida son poemas y una voz que se envenena,

Yo, que sólo quise ser más puro y visceral
y ahora me encuentro en una guerra por tus piernas,
rechazando tus palabras bajo una trinchera;
deshaciendo las maletas por si esperas.

martes, 3 de mayo de 2016

Tinieblas

Ella era tinieblas con zapatos de tacón;
yo el colocón que dura eterno hasta un mañana
yo le preguntaba si mis noches de pasión
tenían algo que ver con las baladas de mi corazón,

Ella me dijo que me fuera de su lado
y yo encerrado en mi le dije que nunca había pecado,
de la mano de su falda comprendí la libertad
tras la eterna muchedumbre en la verdad

Y es que nunca fuí capaz de querer sin más motivos,
fuí testigo del camino entre sus piernas y mi abrigo;
yo, que tan sólo fuí veraz siendo mendigo
jurando amor eterno por las veces que te sigo,

Y es que no existe otra luz para esta espiga de trigo;
tú conmigo y yo contigo; es incluso más de lo que pido,
así vivo, preso, guardian; cautivo;
loco por tenerte como eres y no con aditivos.

domingo, 1 de mayo de 2016

Por lo bueno y por lo malo

Tú que eres abrigo cuando nadie me reclama,
mi eterna dama en las mañanas destemplado,
la jardinera de las flores que no han dado;
guardas el amor bajo tu pecho y me lo das labrado,

Tú que te resignas a mi intrépida desgana,
me das tu nana como muestra del amor real,
¿Mas no es verdad que en tu silencio escondes paz
cuando todas las palabras sólo aclaman libertad?,

Que yo a tu lado comprendí lo que es la vida
y las razones de vivirla sin querer seguir,
la esperanza de mi mano está perdida
si no le entrego la enseñanza de tu frenesí,

Tú que me diste el único regalo de existir,
que le das forma a todo el verso que te narro
y en el barro de mi pecho trazas hechos y flores de lis
si alguna cicatriz me invade y poemas despilfarro,

Que no hay palabras pa' decirte que te quiero,
aunque el velero a veces parta con retraso
y no sea el paso del parnaso el que me lleve siempre a ti
si mi intrépida verdad es sólo verme en tu regazo,

Por eso trazo con mi piel el fuel que enciende mi partida,
a pesar de que el invierno a veces también pese
mas no cese la desgana en cada despedida
porque eres lo mejor que tengo en esta vida.


Te quiero Mamá