miércoles, 23 de marzo de 2016

Miedo

Estoy lejos de la aventura del querer,
lejos del odio, de la risa, del placer,
lejos de todo y sin embargo cerca;
ardiendo en el deseo de tenerla,

Y aquí sigue pasando el tiempo,
cada latido es una soga en el pescuezo,
lejos de todo y sin embargo cerca,
siempre a la espera de Cupido y sus promesas,

Siempre pendiente del siguiente amanecer,
de las deshonras que propone la aventura de crecer,
tengo familia allí en cielo que protege mis espaldas
no necesito a Dios, con ellos me basta,

Tengo miedo, pero te necesito,
eres la gota oculta que colma el edén del paraiso,
el dios sin nombre de las noches que impreciso
por jugarme el corazón sin tu permiso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario