martes, 26 de enero de 2016

Cuando no has llegado

A tu lado me da igual perder; perderme,
encontrarme, ser un juguete olvidado,
aprender a desaprender,
hacerlo todo, pero hacerlo a tu lado

y ni siquiera has llegado,
ni siquiera te conozco, ¿Acaso estoy loco
por dedicarle versos a un amor
que todavía no ha despertado,

por dedicarle versos al tiempo
y buscarte entre las calles de la ciudad,
sin saber si estás delante o detrás,
sin saber dónde diablos te encuentras?

y yo perseverando,
teniendo fe en ti sin conocerte
o habiéndote conocido desconocerte
hasta que me vayas atrapando,

¿Acaso me hallo cuerdo
por narrar mi historia en sed de verso?
Si el amor es el destino, tu piel
será el lienzo en el que yo plasme mi arte,

Aquel que dió su vida,
por volver a encontrarte.