domingo, 17 de mayo de 2015

Azabache

Pasas siempre sin mirar
y como arrepentida miras,
mis ojos negros azabache,
mi pecho absuelto al desgaste

y te observo en el lamento;
si es que eso es lo que haces
porque cuando un sentimiento
es tan puro y nace de repente

tú lo haces latente al compás
de tus pesares, de tus glorias,
de tus manias; que no conozco,
de mi corazón roto

y siempre con ganas de más
me dejas tirado cuan colilla,
me fumas y me reprochas
saber de ti a la próxima,

pues sin tener consuelo tuyo
mi alma sabe de antaño
que tu fe es mi memoria
y que tus besos no son míos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario