martes, 24 de marzo de 2015

Quererte más

Me ves, pero no me miras,
me oyes cada mañana fría,
pero no escuchas mi corazón
y me desamparas en tu silencio

mas cuando me ves me escondo,
miro de reojo al cielo y pido
que cuando falte a mi condena
seas tú quien irremediablemente
me obligue a quererte más
y a dejarte menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario